El primer diente del bebé suele salir entre los seis y los ocho meses en la mayoría de los niños, pero también puede aparecer antes o después.
No a todos los bebés le sale el primer diente a la misma edad y no hay por qué preocuparse si al bebé de una amiga le salió su primer diente a los cinco meses y al nuestro con diez meses aún no le ha salido. Hay bebés que incluso aprenden a andar antes de que les haya salido su primer diente.
Al igual que no todos los niños dan sus primeros pasos o dejan el pañal a una edad específica, para la salida de los dientes de leche cada bebé tiene su propio ritmo que viene determinado por la herencia y su constitución.
No es cierto que la tardanza en aparecer los primeros dientes se deba a la falta de calcio o a un problema de crecimiento. Es extremadamente rara la ausencia total de dientes temporales o de leche, aunque puede darse el caso de que salgan